San Valentín Fleming

San Valentín Fleming

Valentine Fleming, hijo de Robert Fleming, nació en Newport-on-Tay, Fife, en 1882. Su padre era un hombre de negocios de gran éxito que fundó Investment Trust Corporation y Robert Fleming and Company. Valentine se educó en Eton College y Magdalen College. Dejó la Universidad de Oxford con un título en historia. Durante un tiempo pensó en estudiar para convertirse en abogado, pero finalmente se incorporó al bufete familiar.

Valentine se casó con Evelyn Beatrice Ste Croix en febrero de 1906. Su padre le dio un regalo de bodas de 250.000 libras esterlinas y pudo comprar Braziers Park, una gran casa en Ipsden, Oxfordshire. Durante los años siguientes, la pareja tuvo cuatro hijos, Peter Fleming (1907), Ian Fleming (1908), Richard (1911) y Michael (1913).

Valentine Fleming, miembro del Partido Conservador, se convirtió en miembro de la Cámara de los Comunes de South Oxfordshire cuando derrotó a su oponente del Partido Liberal, Philip Morrell, en las elecciones generales de 1910. Un miembro del parlamento, Winston Churchill, señaló que Fleming era "uno de esos conservadores más jóvenes que combinan fácil y naturalmente la lealtad a los vínculos partidistas con una amplia perspectiva liberal de los asuntos y una ausencia total de prejuicios de clase ... Era un hombre". de opiniones reflexivas y tolerantes, que no se sostenían con menos fuerza o claridad porque no se afirmaran en voz alta o con frecuencia ... No podía compartir las pasiones extravagantes con las que se enfrentaban las partes rivales. en política y que ambos estaban mal de humor ".

En 1912, Valentine Fleming argumentó a favor del Servicio Nacional sobre la base de que "la mejora del físico nacional y de los hábitos de orden y disciplina entre la gente del país ... hace mucho bien a las clases trabajadoras, y al final muy aumentar en gran medida la eficiencia de la mano de obra para las fábricas de este país ".

Al estallar la Primera Guerra Mundial, Fleming se unió a los Húsares de Oxfordshire de la Reina. En noviembre de 1914, fue ascendido al rango de mayor y enviado al Frente Occidental. Poco después de su llegada, participó en la batalla de Ypres. Escribió a su amigo, Winston Churchill: "" El día y la noche en esta zona se vuelven horribles por el incesante choque, silbido y rugido de todo tipo de proyectiles, por siniestras columnas de humo y llamas, por los gritos de los heridos, por los lastimeros gritos de animales de todo tipo, abandonados, hambrientos, quizás heridos. A lo largo de este terreno de muerte se extienden más o menos paralelas entre sí, líneas de trincheras, a unas 200, a unas 1.000 yardas de distancia, apenas visibles excepto para los aviones que continuamente se ciernen sobre ellas, presagios amenazantes y misteriosos de nuevas lluvias de destrucción ... va a ser una guerra muy larga a pesar del hecho de que todos los hombres en ella quieren que se detenga de inmediato ".

En 1917, el batallón de Valentine recibió la orden de ir a Guillemont Farm, al norte de St Quentin. En la madrugada del 20 de mayo, el ejército alemán inició un intenso bombardeo. Valentine Fleming fue alcanzado por un proyectil y murió instantáneamente.

El día y la noche en esta zona se vuelven espantosos por el incesante estallido y silbido y rugido de todo tipo de proyectiles, por siniestras columnas de humo y llamas, por los gritos de los heridos, por los lastimeros gritos de animales de todo tipo, abandonados, muerto de hambre, quizás herido. A lo largo de este terreno de muerte se extienden más o menos paralelas entre sí, líneas de trincheras, a unas 200, a unas 1.000 yardas de distancia, apenas visibles excepto para los aviones que continuamente se ciernen sobre ellas, presagios amenazantes y misteriosos de nuevas lluvias de destrucción ... Va a ser una guerra muy larga a pesar del hecho de que todos y cada uno de los hombres quieren que se detenga de inmediato.


Un adiós, por ahora, a Henry Fleming

Me encantó investigar sobre Henry Fleming, que vivía en el número 2 de Charles Street, Berkeley Square, Londres, en 1871.

Pero es hora de decir adiós, al menos por ahora, porque quiero seguir adelante.

Aquí hay algunas cosas que mencionaré antes de irme.

1. La madre de Henry, Catherine, era hija de un líder protestante irlandés famoso o infame, John Hunter Gowan II (también conocido como Hunter Gowan). Uno de sus medio hermanos fue Ogle Gowan, quien fundó Orange Lodge en Canadá.

2. El padre de Henry era el capitán Valentine Fleming, de Tuam, Condado de Galway, en Irlanda. Fue capitán del 9º Regimiento Británico de Infantería. Era el segundo marido de Catherine y murió en 1824 cuando sus cuatro hijos tenían aproximadamente entre 10 y 14 años. Tengo una copia de su testamento.

3. Los tres hermanos Fleming, James, Valentine y Henry, aparentemente se educaron en Irlanda, posiblemente todos en Trinity College, Dublín, y los tres eran abogados, aunque Henry no continuó con la práctica por mucho tiempo.

4. Aunque he rastreado a cada uno de los hermanos, no sé qué pasó con su madre y su hermana, Emma.

5. James Fleming, que tenía un hermano llamado Henry, ambos de Dublín, solicitó a la Cámara de los Lores a finales de la década de 1820 reclamar el título de "Barón de Slane". Creo que estos pudieron haber sido los hermanos, antes de que se mudaran de Irlanda a Londres. No lo consiguieron.

6. James se convirtió en QC, Canciller del Palatinado de Durham y funcionario de las Indias Occidentales. Su esposa era Julia Mary Canning, y sospecho que ella misma tenía un pedigrí razonablemente impresionante. Todos sus hijos tenían el segundo nombre "Francis", excepto el mayor, que se llamaba "Francis" como su nombre de pila.

7. El sobrino de Henry, el hijo de James, Francis Fleming, tuvo una carrera distinguida en el servicio exterior y fue gobernador de Antigua y funcionario de alto rango (posiblemente también gobernador) de Hong Kong, Sierra Leona y Mauricio.

8. Otro sobrino de la misma familia, Baldwyn Francis Fleming, siguió a su tío Henry a la Junta de Leyes de Pobres y luego a la Junta de Gobierno Local. Mi primera impresión es que era un buen funcionario que se preocupaba por las personas de las que era responsable.

9. El hermano de Henry, Valentine, se convirtió en Sir Valentine y fue presidente del Tribunal Supremo de Tasmania durante algún tiempo, antes de regresar a Inglaterra, donde finalmente murió jubilado en Surrey.

10. Henry tenía una especie de doble vida: funcionario y socialité. Como funcionario, se lo describió en términos no demasiado entusiastas, desde aburrido hasta incompetente, dependiendo de quién lo decía y cuándo en su carrera estaban comentando. Todavía tengo que ver un comentario que lo describa como dinámico e indispensable y, sin embargo, fue un funcionario de alto nivel durante décadas.

11. En su vida social, Henry conocía a todos, y es en esta capacidad donde reside el verdadero interés. Se mezclaba con lores, damas, escritores, miembros del Parlamento, los primeros ministros Disraeli y Palmerston, y probablemente también con Gladstone, y su función era difundir chismes estratégicamente ubicados. Esta es la parte de la vida de Henry Fleming que más merece un estudio académico.

He recopilado varios enlaces a referencias a Henry Fleming. Aunque no he visto ninguna obra dedicada al hombre mismo, es bastante sorprendente la cantidad de londinenses del siglo XIX que lo mencionan en sus propias memorias y relatos de la época.

Murió en 1876, todavía empleado por la Junta de Gobierno Local, aún viviendo en el No. 2, Charles Street, Berkeley Square, y el mismo día que Lady Stanley, dejando así la vida de la misma manera que la había vivido: en el penumbra de la clase alta.


Valentine Fleming - Historia

Por Peter Kros

La biografía de Ian Fleming sin duda incluiría la creación del famoso espía británico James Bond, pero el autor también llevó una vida secreta propia. Desde el principio hasta el final durante la Segunda Guerra Mundial, reunió información de inteligencia y tramó planes secretos para derribar a los nazis.

Ian Fleming & # 8217s Primeros años

Fleming nació el 28 de mayo de 1908 en Londres en una rica familia de banqueros. Su padre Valentine Fleming era un adinerado escocés que había heredado una fortuna de su propio padre, Robert, presidente de una empresa que llevaba su nombre. La madre de Ian era la deslumbrante Evelyn St. Croix Rose, conocida por sus posiciones francas y vociferantes sobre muchos temas.

Ian tenía tres hermanos: Peter, Richard y Michael. Peter e Ian fueron enviados a un internado llamado Dumford en 1915, un año después de que su padre fuera nombrado mayor en el ejército británico, donde vio acción en Francia durante la Primera Guerra Mundial. En Dumford, Ian comenzó su interés de toda la vida por la lectura, especialmente novelas de acción e historias de lugares lejanos. La joven vida de Ian se vio sacudida violentamente cuando, el 20 de mayo de 1917, Valentine Fleming murió en acción en Francia (Winston Churchill escribió un homenaje). A Ian le faltaba solo una semana para cumplir los nueve años cuando murió su padre, y sintió mucho la pérdida. Ahora miraba a su hermano Peter como su nueva figura paterna. (Lea más sobre la Gran Guerra y los eventos que dieron forma a los mayores conflictos del siglo XX en el interior Herencia militar revista.)

Al comienzo del año escolar de 1921, tanto Peter como Ian estaban inscritos en Eaton, donde Ian no estaba contento. Sin embargo, se destacó en la pista y ganó dos premios. En 1926 se produjo un cambio cuando fue transferido al Royal Military College de Sandhurst. Como Eaton, Sandhurst no estaba a la altura de los intereses de Ian y se fue, ahora con destino a una pequeña escuela en Kitzbühel, Austria. Encontró el aire fresco de los Alpes mucho más agradable, y su educación y su vida personal comenzaron a florecer. Dedicó más tiempo a escribir y, después de graduarse, solicitó un puesto en el servicio de noticias Reuters. Utilizando conexiones familiares, fue contratado como asistente del editor, Bernard Rickatson-Halt. Era un escritor tan bueno que fue ascendido a redactar historias fuera de la sala de prensa. Con el tiempo, dejó Reuters por otras iniciativas.

De reportero a espía británico

Poco antes de que Gran Bretaña entrara en la Segunda Guerra Mundial, Ian Fleming trabajaba como reportero para el London Times. Se le consideraba un excelente escritor y un hombre que tenía más contactos de los que le correspondían. Viajó a la antigua Unión Soviética, donde cubrió el juicio Metro-Vickers en el que la policía secreta rusa acusó a tres ciudadanos británicos de cargos falsos. Sus informes sobre el juicio le dieron muchos seguidores y su nombre se dio a conocer en los lugares adecuados.

Después de una temporada como corredor de bolsa de Londres, un trabajo que no le gustaba, fue sacado de la oscuridad al deslumbrante trabajo de inteligencia naval como asistente personal del almirante John Godfrey, entonces jefe de Inteligencia Naval Británica. Trabajando en la Sala 39, también conocida como NID (División de Inteligencia Naval), Ian Fleming estaba al mando de toda la inteligencia naval británica y estaba al tanto de todos los secretos del lejano imperio naval británico. Fleming comenzó esta carrera militar a tiempo parcial con el grado de teniente pero pronto comandante, con tres rayas en la manga. (En sus libros ficticios, 007 también era un comandante). El almirante Godfrey escribió informes complementarios sobre su nuevo asistente, declarando en un momento, “Ian desempeñaba las múltiples funciones de asistente personal, un trabajo que no tiene fronteras definidas, con un éxito sobresaliente ".

Fleming pronto se unió al NID a tiempo completo y fue asignado a trabajar en la Sección 17, que manejaba un flujo constante de información secreta proveniente del OIC (Centro de Inteligencia Operativa) y otros departamentos del NID. Escribiendo después de la guerra de su tiempo en NID, Fleming dijo que él era "un canal conveniente para asuntos confidenciales relacionados con organizaciones subversivas y para emprender misiones confidenciales en el extranjero, ya sea solo o con NID". El número de código de Fleming era "I 7F".

Godfrey le dio nuevos deberes. Ian debía servir de enlace en nombre del NID con el Servicio Secreto de Inteligencia (SIS), el Ejecutivo de Guerra Política y el JIC (Comité Conjunto de Inteligencia). Como parte de sus funciones, Fleming también fue responsable de contratar miembros de la Reserva Real de Voluntarios Navales.

Cuando comenzó la guerra, NID observó el progreso de los buques de guerra alemanes, especialmente en el Mar del Norte y el Atlántico Norte, las principales rutas marítimas que rodean las Islas Británicas. Uno de los profesores de Fleming en la habitación 39 era un piloto australiano, Sydney Cotton, que voló en una peligrosa misión sobre los puertos del norte de Alemania y fotografió una gran parte de la flota alemana fondeada. Cotton pudo jugar con su avión y logró montar sus cámaras aéreas en las alas para asegurarse de que funcionarían. Fleming y Cotton se reunieron a menudo y discutieron cómo usar dispositivos nuevos y no probados para la recopilación de inteligencia.

Una organización para & # 8220Dirty Tricks & # 8221

NID tomó especial interés en un plan para evitar que el río Danubio cayera en manos de la Armada alemana. El Danubio era un enlace de transporte vital mediante el cual los alemanes podían acceder a los campos petroleros rumanos críticos. Fleming fue asignado como enlace con MI (R), una especie de organización de "trucos sucios" que dirigía operaciones subversivas en nombre de la inteligencia británica. Una consecuencia exitosa de este plan fue el arrendamiento de una serie de barcazas en el Danubio por parte de una compañía naviera británica, lo que hizo que no estuvieran disponibles para el Tercer Reich. Una segunda operación de NID fue el hundimiento de barcazas cargadas de hormigón en partes estratégicas del río entre los puertos de Yugoslavia y Rumania. En este esfuerzo, Fleming trabajó con Merlin Minshall, el vicecónsul británico en Bucarest, para supervisar las estrategias operativas.

Comandante Ian Flemming en uniforme.

Minshall participó en la operación del Danubio, siguiendo las barcazas en su propia nave de gran potencia, que se utilizaría para rescatar a los tripulantes de las barcazas. En el camino, el barco de Minshall se quedó sin combustible. En una escena que habría enorgullecido a 007, Minshall escapó por poco a otra nave, con los nazis en persecución. La operación del Danubio fue un fracaso, pero no por falta de intentos.

A medida que Fleming ampliaba sus círculos de inteligencia naval, se encontró con una serie de hombres aventureros que vivían para el peligro. Muchos se convirtieron en colegas. En su libro, Ian Fleming, el hombre detrás de James Bond, El autor Andrew Lycett señala a tres conocidos como modelos para el papel de Bond: Michael Mason, Wilfred Dunderdale y Alexander Glen. Mason era un boxeador y un trampero en la naturaleza de Canadá. El comandante Dunderdale trabajaba para el supersecreto SIS (Servicio de Inteligencia Secreto) y jugó un papel decisivo en el robo de los planes del dispositivo de codificación polaco Enigma, entonces en uso por las fuerzas armadas alemanas. Glen era el agregado naval adjunto en Belgrado.

El origen de 007

Por cierto, el conocimiento de Fleming de secretos militares vitales lo llevó a la designación de Bond de 007. Mientras realizaba una investigación histórica, Fleming encontró detalles del éxito británico al descifrar un código alemán durante la Primera Guerra Mundial, lo que llevó al incidente de Zimmerman Telegram. Los descifradores de códigos británicos descifraron los mensajes diplomáticos enviados por el canciller alemán Arthur Zimmerman al ministro alemán en México dando detalles de la nueva política de guerra submarina irrestricta contra Estados Unidos. Zimmerman declaró además que si México causaba problemas a Estados Unidos y Alemania ganaba la guerra, Alemania trabajaría para devolver Nuevo México, Arizona y partes de Texas a México. El número dado por los alemanes a estos intercambios diplomáticos fue 0070.

Antes y durante los primeros meses de la guerra, provenía de Francia mucha información de inteligencia. Pero la fuente fue eliminada con la victoria alemana de mayo-junio de 1940. El almirante Godfrey envió a Fleming a Francia el 13 de junio de 1940 para evaluar la situación.

Fleming pasó dos semanas allí, sirviendo como oficial de enlace entre la inteligencia británica y el almirante francés de Vichy Jean Darlan. Debido a que existía mala sangre entre Darlan y el nuevo agregado naval británico, el capitán Cedric Holland, Fleming trató de agradar al almirante, simplemente para beneficio del NID. Con las fuerzas alemanas presionando sus cuellos colectivos, Fleming y otros miembros de la misión británica comenzaron a quemar todos sus papeles importantes. Después de que partió de Francia, Ian fue enviado a cubierto a Tánger para monitorear las operaciones de inteligencia naval británica cerca del vital Canal de Suez.

En la primavera de 1941, Estados Unidos y Gran Bretaña acordaron compartir inteligencia. Sólo un puñado de hombres de la administración de Roosevelt, y ni siquiera el Congreso, conocían el arreglo. Para determinar los parámetros de esta bonanza de inteligencia, Winston Churchill envió al almirante Godfrey e Ian Fleming a Washington en mayo de 1941. Llegaron a Nueva York a través del Pan Am Clipper y se alojaron en el elegante hotel St. Regis. Pronto estuvieron en contacto con William Stephenson, cuyo nombre en código era "Intrepid", que estaba a cargo de la organización secreta de espionaje británico en los Estados Unidos, BSC (British Security Coordination). Después de reuniones exitosas con Stephenson, Fleming y Godfrey viajaron a Washington para discusiones de alto nivel con funcionarios estadounidenses.

A través de la intervención de William Wiseman, el jefe de espías británico de la Primera Guerra Mundial en Estados Unidos, Godfrey tuvo una reunión privada con el presidente Roosevelt para discutir los acuerdos de inteligencia entre Estados Unidos y el Reino Unido. La reunión fue fundamental. A las tres semanas de la partida de Godfrey, FDR nombró a William Donovan jefe del COI, Coordinador de Información, la primera red de espías de Estados Unidos. (El COI se convertiría más tarde en el OSS).

Su siguiente parada fue una audiencia muy cargada con el director J. Edgar Hoover del FBI. Hoover sintió una aversión inmediata por sus dos visitantes, sintiendo que estaban interfiriendo en su territorio. Hoover llevó a Godfrey y Fleming a un recorrido por el campo de tiro del FBI y el laboratorio forense. Cuando terminó, el brusco G-man rápidamente les mostró la puerta.

Fleming era conocido por sus métodos poco convencionales

Godfrey y Fleming pasaron el resto de su estadía en Washington manteniendo conversaciones con Donovan. Ambos hombres trabajaron día y noche para ayudar al estadounidense a sentar las bases del OSS, y Fleming a menudo viajaba entre la casa de Donovan y sus oficinas temporales. Se cree que Fleming escribió dos memorandos importantes para Donovan sobre cómo crear la nueva agencia de inteligencia de Estados Unidos.

De vuelta en Gran Bretaña, el modus operandi de Fleming era, en el mejor de los casos, poco convencional, como lo ilustra su uso de oficiales navales alemanes capturados. Hizo arreglos para que unos pocos oficiales navales alemanes apresados ​​lo acompañaran a un elegante restaurante de Londres, donde les dio la mejor comida y el mejor vino. A cambio, pudo obtener importantes asuntos navales de un comandante de submarino que estaba demasiado borracho para importarle.

Más tarde, en 1941, Fleming emprendió su misión más intrincada hasta el momento. Bill Donovan estaba haciendo un recorrido por el Mediterráneo, comprobando el estado de los planes de Gran Bretaña para resistir a Hitler. Entre sus varias paradas estuvieron Madrid y Lisboa. Fleming fue a Gibraltar para reunirse con Donovan. Allí le contó al estadounidense sobre una operación de NID que estaba llevando a cabo, la Operación Golden Eye. Estaba destinado a llevar a cabo sabotajes y abrir enlaces de comunicaciones en caso de que Alemania invadiera España. Afortunadamente, el plan nunca fue necesario.

Fleming también participó en una de las operaciones de engaño más exitosas de la guerra. Trabajando desde la sede de la Sala 39, Fleming y la inteligencia británica idearon un plan para engañar a los alemanes haciéndoles creer que la invasión de Europa en 1943 tendría lugar en los Balcanes en lugar de Sicilia. A tal efecto, Fleming hizo que tres de sus agentes más confiables, Vladimir Wilson, el antiguo agregado naval en Estambul Robert Harling de NID y Alexander Glen, hicieran una observación falsa de las playas del desembarco a lo largo de las costas de Albania, Grecia y partes de Yugoslavia, bajo la atenta mirada de los alemanes. Todo era parte del plan de engaño más amplio que se conoció como el proyecto "El hombre que nunca existió". La parte más notoria fue la colocación del cuerpo de un oficial naval británico ahogado en el mar a lo largo de la costa española, como si fuera víctima de un accidente de avión, con documentos falsos que pretendían una invasión aliada del Mediterráneo oriental. Los alemanes cayeron completamente en esta artimaña.

El U-953 y el U-861 atracaron en los corrales de submarinos en Trondheim, Noruega.

Fleming también se entrenó en la base secreta del Ejecutivo de Operaciones Especiales (SOE) en Canadá, llamada Campo X. Fue aquí donde los hombres con destino a operaciones encubiertas en Europa estaban preparados en todos los aspectos de la guerra de guerrillas. Ubicado en la orilla norte del lago Ontario y oculto a la vista, el Campamento X fue dirigido por el BSC de William Stephenson en Nueva York, con la cooperación del Servicio de Inteligencia Secreto Británico (SIS). Aquí los agentes aprendieron sobre papeles falsificados, demolición, combate cuerpo a cuerpo, tintas secretas y el arte del asesinato silencioso.

De vuelta en Inglaterra, Fleming asumió un nuevo trabajo de apoyo a la próxima invasión del día D del norte de Europa. Reunió una gran biblioteca militar para ayudar en los preparativos del asalto. Trabajando en cooperación con la División Topográfica Interservicios de la Universidad de Oxford, Fleming pudo acumular una excelente colección de mapas e informes sobre los países en los que las tropas aliadas estarían combatiendo.

Los "indios rojos" de Fleming

La contribución más importante de Fleming durante su paso por la inteligencia naval fue su mando de un grupo de espías encubiertos llamado "Unidad de Asalto Número 30" o AU-30. Los "indios rojos" de Fleming, como se les llamaba, operaban en una base secreta en las afueras de Londres. Los miembros del AU-30 eran todos civiles, una especie de "docena sucia", hombres de carácter cuestionable, no asignados a ninguna unidad del ejército regular. Durante la invasión del día D, los hombres de Fleming obtuvieron información vital en los corrales de submarinos alemanes a lo largo de la costa francesa. En una atrevida misión, 12 de los hombres del AU-30 capturaron a 300 soldados alemanes, con un sistema de radar, y destruyeron submarinos atracados en el puerto de Cherburgo.

En otra misión, el AU-30 cruzó a Alemania hacia la estratégica ciudad portuaria de Kiel. Allí, los comandos de Fleming capturaron una serie de armas navales alemanas altamente sofisticadas que estaban en construcción. Entre sus hallazgos se encontraba "Cleopatra", una máquina destinada a hacer estallar las fortificaciones de la playa. También encontraron un submarino alemán secreto de un solo hombre.

Pero quizás su mayor premio fue el gran Departamento de Ciencias de la Guerra de la Armada Alemana, que albergaba todos los registros de la Armada Alemana en la Primera Guerra Mundial. Algunos de estos registros databan de 1870 y eran de alta prioridad en la lista de deseos de Gran Bretaña. El trabajo de Ian consistía en catalogar y transferir todos estos registros importantes a Londres para su custodia. Viajó al archivo y mantuvo una estrecha vigilancia a medida que avanzaba el trabajo.

Ian fue dado de baja oficialmente de la marina el 10 de noviembre de 1945 y aceptó un trabajo como Gerente de Relaciones Exteriores en la cadena de periódicos Kemsley. Viajó mucho, escribió artículos sobre tesoros enterrados y conoció al famoso oceanógrafo Jacques Cousteau, mientras escribía freelance para el tiempo de domingo (Londres). Construyó una casa en la soleada isla caribeña de Jamaica y la llamó "Goldeneye". Primero había viajado a Jamaica con su amigo de la guerra, Ivar Bryce, que era dueño de una casa allí, e inmediatamente se enamoró de la historia y el paisaje de la isla. En Goldeneye, Fleming vivía simplemente, en su ventana, mirando el océano azul, escribiendo sus novelas.

En 1952, con el actor y dramaturgo Noel Coward como testigo, Ian se casó con Ann Rothermere, quien se divorció recientemente de Lord Esmond Rothermere. Ian tenía 43 años cuando se casó con Ann (él por primera vez) y ahora tenía que controlar sus apasionadas costumbres de soltero.

El nacimiento de James Bond

La primera novela de Fleming, Casino Royale, presentó al agente secreto James Bond 007 y fue un éxito instantáneo. Debido a que muchas de las aventuras de Bond se inspiraron en las propias experiencias de Ian en tiempos de guerra, transmitieron una realidad que no se ve en la ficción reciente. Ian iba camino de muchas más aventuras de Bond.

El matrimonio de Fleming con Ann tuvo un hijo en 1952, pero la unión no fue feliz. Durante sus años en Goldeneye, Ian bebió mucho, fumó innumerables cigarrillos y comió alimentos ricos en grasas y mantequilla. El resultado fue una afección cardíaca. Murió el 12 de agosto de 1964, a la edad de 56 años.

El novelista inglés Ian Flemming en el set de & # 8220From Russia With Love & # 8221 (1963) con Sean Connery.

Ian Fleming era amigo de presidentes, primeros ministros y el conjunto literario de celebridades. En 1961, se reunió con el presidente John F. Kennedy en la Casa Blanca. JFK era un gran fan de Bond, nombrando Desde Rusia con amor como uno de sus libros favoritos. Fleming y el presidente mantuvieron una conversación larga e interesante, durante la cual el presidente escogió discretamente el cerebro de Fleming en busca de formas de asesinar a un líder extranjero (la CIA estaba planeando en secreto el asesinato de Fidel Castro en Cuba).

En el informe final de aptitud física de Ian Fleming, sus superiores escribieron que no era un oficial realmente sobresaliente, sino que tenía algunos planes bastante ingeniosos que nunca se llevaron a cabo. Sin embargo, jugó un papel importante en la humillación de los nazis y logró traer a este mundo un personaje cuya competencia es reconocida dondequiera que se lean libros o se vean películas.

Publicado originalmente el 28 de octubre de 2015.

Comentarios

James & # 8220Jack & # 8221 Turner Stephens, Jr. es la inspiración original de James Bond. Trabajó con Ian Fleming y la oficina británica de coordinación de seguridad en 1941. Fue enviado como agente a Tokio en octubre de 1941 para trabajar con los agentes soviéticos y facilitar una llamada telefónica entre Stalin y Roosevelt para finalizar el acuerdo de arrendamiento y préstamo. Jack fue capturado y torturado de la misma manera que Casino Royale. 007 es la extensión del teléfono a Rusia. Este es el origen real de 007. Las memorias de Richard Sorge mencionan a Jack por su descripción como un hombre alto, joven y fuerte con anteojos. Ian menciona a Jack cuando dice que está siguiendo sus pasos cuando visita Tokio. Ian menciona a Jack nuevamente en una entrevista con el New Yorker cuando dijo que estaba visitando el operativo principal en abril de 1962.


El profesor improbable

Ahora, puede que se pregunte por qué he tomado este giro lateral en la historia anglo-irlandesa. Bueno, paciente lector, aquí le explicamos por qué ha aguantado tanto tiempo.

Los flamencos, siendo los leales que eran, respondieron al llamado a las armas de Enrique II para la invasión de Irlanda. La recompensa por su lealtad y sus vidas fue la concesión de tierras en toda Irlanda y, de hecho, hay flamencos en casi todos los condados de esa hermosa tierra hasta el día de hoy. Sin embargo, mi rama particular de la familia era leal al barón Lacy y se dispuso a ayudarlo a intentar pacificar a Meath.

Otras ramas de los clanes flamencos se quedaron en Inglaterra y otras emigraron a Escocia a lo largo de los años. A medida que avanzaban los siglos, Flandes se convirtió en un centro de fabricación y tecnología textil europea, con una gran demanda de tejedores flamencos en todo el continente y especialmente en Inglaterra, Escocia e Irlanda, lo que llevó a una ola de personas llamadas Fleming que llegaron a Inglaterra. Por supuesto, no recibieron el nombre Fleming hasta que llegaron allí, porque una vez que el Rey de Inglaterra estableció el Poll Tax (una especie de impuesto sobre la renta), todo el mundo tenía que tener un apellido.

Los flamencos leales al barón Lacy se encontraron al margen, en favor de la realeza, cuando respaldaron a James II en su intento de derrocar a William (de William y Mary) en 1690, pero para entonces los flamencos estaban bien atrincherados en Irlanda.

Fue en este punto que mi hija & # 8211 recuerda por qué comencé a contar esta historia en primer lugar? & # 8211 declaró que le va a decir a la gente que es & # 8220 irlandesa con un poco de mexicano incluido & # 8221. Le dije que puedo vivir con eso.

Ahora, además de mí, es posible que haya oído hablar de varios flamencos. Los hombres y mujeres de mi clan han hecho grandes contribuciones al mundo. Aquí & # 8217s un resumen de Flemings que debes conocer.


Biografía [editar | editar fuente]

Primeros años [editar | editar fuente]

Nacido en Newport-on-Tay, Fife, Escocia, & # 912 & # 93 Valentine era hijo del rico banquero escocés Robert Fleming, fundador del banco mercantil Robert Fleming & amp Co. Vivía en Arnisdale House, Loch Hourn, Inverness-shire, Escocia. & # 911 & # 93 Estaba casado con Evelyn Beatrice St. Croix Rose y era el padre de Peter Fleming, Ian Fleming (el novelista que escribió los libros de James Bond), Richard Fleming (1910-1977) y Michael Fleming.

De 1906 a 1911, la familia vivió en Braziers Park cerca de Wallingford. En su elección al parlamento, se trasladaron a Pitt House en Hampstead Heath en 1910. Fue miembro del Parlamento para la circunscripción del Parlamento del Reino Unido de 1910 a 1917. En 1914 construyeron una casa en Arnisdale, cerca de Kyle of Lochalsh en las Tierras Altas de Escocia.

Años de guerra [editar | editar fuente]

En 1914, Valentine se unió al Escuadrón "C", Queen's Own Oxfordshire Hussars & # 913 & # 93 elevándose al rango de Mayor.

Durante la Primera Guerra Mundial, le escribió a su amigo cercano Winston Churchill en 1914. El siguiente es un extracto:

Imagine una amplia franja [de tierra], de diez millas de ancho, que se extiende desde el Canal hasta la frontera alemana cerca de Basilea, que está positivamente sembrada de cuerpos de hombres ... en la que granjas, aldeas y cabañas son montones informes de ennegrecidos mampostería en la que campos, caminos y árboles son picados, rasgados y retorcidos por proyectiles [de artillería].

Fleming fue asesinado por un bombardeo alemán en el área de Gillemont Farm, Picardía, Francia, el 20 de mayo de 1917. Por su servicio, Valentine recibió póstumamente la Orden de Servicio Distinguido.

El obituario de Fleming fue escrito por Churchill.

Legado [editar | editar fuente]

En 1914, poco antes de salir de Inglaterra para luchar en Francia, Valentine firmó un testamento que dejaba Pitt House y sus efectos a su esposa Evelyn, la mayor parte de su patrimonio quedó en fideicomiso para beneficiar a sus 4 hijos y sus futuras familias. Su esposa Evelyn tendría un ingreso generoso del fideicomiso a menos que se volviera a casar, en cuyo caso recibiría una cantidad reducida de £ 3000 por año. Evelyn nunca se volvió a casar y sintió que era una "mala voluntad". & # 914 & # 93


Sir Valentine Fleming

Esta biografía, la duodécima en Lives of Australian Chief Justices de Bennett, conmemora la distinguida carrera de Sir Valentine Fleming de Tasmania.

Abogado inglés de ascendencia y educación irlandesas, Fleming llegó a Hobart como Comisionado de Insolvencia. Un "hombre útil" para el gobierno, ascendió como Oficial de la Ley de la Corona y sirvió ex officio en el Consejo Legislativo hasta que sucedió a Sir John Pedder como Presidente del Tribunal Supremo en 1854.

Esta elevación liberó a Fleming de un papel político que odiaba y le permitió disipar la enemistad que habían atraído sus opiniones progubernamentales en ese papel.

Demostró ser un abogado judicial modelo, combinando una manera concienzuda, considerada y cortés con un poderoso dominio de los principios legales, como cuando su decisión en Hampton v. Fenton de que una legislatura colonial no tenía el poder heredado para castigar el desprecio extramural, fue ratificado por el Privy Council.

Aunque generalmente se mantuvo alejado de la comunidad, fue el primer canciller de la Diócesis Anglicana de Tasmania y un proponente de la educación universal, el primer presidente del Consejo de Educación de Tasmania. Su gran residencia de Hobart "Holbrook", diseñada por presidiarios y en un estilo escocés, es un monumento que se conserva.

El Conjunto de Vidas de los Jefes de Justicia de Australia del Estado de Tasmania, que incluye a Sir John Pedder, Sir Valentine Fleming y Sir Francis Villeneuve Smith, está disponible por $ 130.00 y # 8211 para solicitar el Conjunto del Estado de Tasmania, haga clic aquí.

Prólogo del Honorable William Cox
Agradecimientos
Lista de Ilustraciones
"Dramatis Personae"

"Un abogado joven laborioso y que se esfuerza"
Procurador General (1844-1848)
Fiscal General (1848-1854)
“The Right of Exercising His Own Private Judgment”
Replacing a Chief Justice
The Fleming Supreme Court
Hampton v. Fenton (1855) Fenton v. Hampton (1858)
Business Before the Court
Retirement, Recall and Retirement Again

Abbreviations / Notes / Index

The life and times of Sir Valentine Fleming are not well known to most people and, but for this fine book by J.M. Bennett, his place in history would be little more than a couple of notes in the Australian Dictionary of Biography. Which is altogether an unjust remembrance for a man who was a faithful and diligent servant of the public and one of the finest judicial decision-makers in the early days of the Australian colonies.

… The fine work of Bennett opens an engrossing work on the life of Fleming, describing him as a private man who took pride in his appearance and his role in the community. In this work I can’t help but sense that Fleming would be very pleased with his portrayal. – Proctor May 2008

This biography the 12th in Bennett’s Lives of Australian Chief Justices, commemorates the distinguished career of Tasmana’s Sir Valentine Fleming. – SA L:aw Society Journal, June 2008

this very readable volume offers an interesting view into colonial society…a well-researched work, with extensive notes. – Australian Law Librarian, Vol 16 No 2, 2008

The general reader as well as the legal community will enjoy reading cases Fleming presided over. – Noel Shaw, The Examiner (Launceston), 1 March 2008

Dr. Bennett takes us back in time, whilst enabling us to view the past from our present perspective, a remarkable gift … These books are most readable … very easy to read in one session, or a chapter or so at a time. ...

I think what interests me most about these books is the insight they present to the expectations of the community 160 years ago, as much as the revelation of the personality of the subject of the book. Fleming certainly received a lot of attention both from the politicians and the press. His ability to retain his composure and objectivity is, on my reading, one of the major threads to come through the book.

… I would again highly recommend this and all the previous “Lives” for any person, practitioner or otherwise, who has any interest in the early conduct of the Courts and the practice of the law in Colonial Tasmania. – Law Letter, Autumn 2008


FLEMING Genealogy

WikiTree es una comunidad de genealogistas que están desarrollando un árbol genealógico colaborativo cada vez más preciso que es 100% gratuito para todos para siempre. Por favor únete a nosotros.

Please join us in collaborating on FLEMING family trees. Necesitamos la ayuda de buenos genealogistas para desarrollar un completamente libre árbol genealógico compartido para conectarnos a todos.

AVISO IMPORTANTE DE PRIVACIDAD Y EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD: USTED TIENE LA RESPONSABILIDAD DE TENER PRECAUCIÓN AL DISTRIBUIR INFORMACIÓN PRIVADA. WIKITREE PROTEGE LA INFORMACIÓN MÁS SENSIBLE PERO SÓLO EN LA MEDIDA INDICADA EN EL TÉRMINOS DE SERVICIO Y POLÍTICA DE PRIVACIDAD.


Grandfather was a tyrant. Henry Fleming, Hunter Gowan and the Orange Lodge in Canada.

While on his father's side, Henry Fleming was descended from the Barons Slane, his mother's family were equally famous but also notorious.

Henry's grandfather was John Hunter Gowan II, often called Hunter Gowan.

Various descriptions of this man make him out to be a tyrant, a bully, and a violent leader. He was an anti-Catholic with a reputation for bloodshed.

One of his many children, Ogle Gowan, an illegitimate but recognized son, started the Orange Lodge in Canada. En The Orangeman: The Life and Times of Ogle Gowan, by Donald H. Akenson (, there is some description of Hunter Gowan's brutality back in Ireland.

There is also a paragraph mentioning how Ogle Gowan would use his half-brothers' and half-sisters' names when it suited him, even though he was "at daggers-drawn with his legitimate sisters and brothers".

"Catherine [Henry Fleming's mother], first married to a Sligo gentleman and also widowed had, as her second husband the Honourable John Fleming, third son and heir of Christopher, Lord Slane. A fine and noble man, Ogle was proud to say." (page 77)

I don't know if that's how Ogle said it, or if something has been lost in translation over the years, but my research to date indicates that Catherine married Captain Valentine Fleming, and that the descent from the Barons Slane was not quite as easily proven as Ogle might have suggested.

My other post for St. Patrick's Day today tells a bit more about the lost Baronetcy of Slane.


Penicillin—A Love Story

February 14 is Valentine’s Day—a day for chocolate, roses, and romance. But my Valentine was winging his way to Vienna for work. (I know. But someone has to do it!) So for me, there was no chocolate. No roses. No romance. (Full disclosure: we did share a heart-shaped pizza a couple of days before he left and exchanged eCards on the day.) Ordinarily a holiday would be a great blog post, but I didn’t feel much like writing about the history of the day meant for kisses and sweet nothings. Although I could have played up the really gory aspects—beheaded priests and all that (True story. But maybe next year.)—I decided to see what else happened on February 14 (besides the St. Valentine’s Day Massacre, which has been done to death [Rimshot!]).

And there it was on the History Channel’s This Day in History website: February 14, 1929—Penicillin Discovered. Awesome. I can’t take it—I’m allergic—but I can write about it. So, as any good historian would do, I began to investigate the facts of this premise: penicillin was discovered by Alexander Fleming (1881–1955) on Valentine’s Day in 1929. The trouble began with the sources. I could find dozens, hundreds and thousands even, that made similar claims to the History Channel, but I couldn’t find any primary source material to back it up.

Digging deeper, I determined Fleming had actually made the discovery in September 1928. He was studying bacteria at St. Mary’s Hospital in London, England, and he noticed odd patterns in one of his cultures that had been contaminated by spores of Penicillium (likely from another lab in the building). los Penicillium mold prevented the Staphylococcus bacteria from growing in an area around the spores. Further experiments by Fleming followed, and he learned that the mold was harmless to animals and prevented Staphylococcus growth even when diluted. He also noted that the penicillin (Fleming’s name for the active substance) was not very stable because it quickly lost strength.

Obviously then, Fleming did not discover penicillin on Valentine’s Day. I returned to the sources. Some said he actually “announced” the discovery on February 14. Possible. I started a new line of research. Perhaps his first paper on the subject was published on February 14, 1929. Again, I was stymied. Fleming’s work first appeared in The British Journal of Experimental Pathology, which helpfully noted the article had been “received for publication May 10, 1929”—definitely no Valentine’s Day.

More research followed—for me and for penicillin. I read about the other investigators who helped to develop penicillin, including Oxford University researchers, Howard Florey (1898–1968) and Ernst Chain (1906–1979). In a collaboration that began in the late 1930s, Florey and Chain (and others in their lab) purified penicillin and discovered therapeutic uses however, production and scale were still issues, especially with the start of World War II (1939–1945) in Europe. These problems would be solved in partnership with a lab in Peoria, Illinois, and large scale production would go on to save many soldiers from infection during the war and many civilians in the years after.** Fleming, Florey, and Chain won the Nobel Prize for Medicine in 1945 for their contributions.

Fleming, a modest man, remarked: “I did not invent penicillin. Nature did that. I only discovered it by accident.” But it would probably be more accurate to say he rediscovered eso. It turns out that Fleming was not the first person to note the abilities of Penicillium! Others had witnessed molds’ healing ability, including a medical student, Ernest Duchesne (1874–1912), whose thesis, “Contribution to the study of vital competition in microorganisms: Antagonism between moulds and microbes,” also considered the therapeutic values of molds. The year? 1897. And there were others before Duchesne. Unfortunately for modern medicine, Duchesne died before he could continue his research, and Duchesne’s work went largely unnoticed at the time. It took Fleming and his contaminated sample to get the idea noticed.

But not on February 14! I searched again, trying to find the “patient zero” for the History Channel article. Who had Fleming told on February 14? His wife? The milkman? The story must have started somewhere! I mentioned the problem to my husband (a scientist, but not a bacteriologist) via a Skype chat (because remember he is still in Vienna, poor thing!) and asked him where a British scientist might make such an announcement. He suggested the Royal Society. And I was off pulling another thread in my attempt at unraveling the Valentine’s Day conundrum, even though my research had now run to dozens of hours over several days. “Why bother?” You ask. Because (A) I’m frustrated by unsolved mysteries, (B) misinformation irritates me, and (C) I’m stubborn. (Full disclosure: friends and family would probably say it is mostly C!) So now it was a matter of principle!

I checked the records of the Royal Society. Nada. I searched for medical conferences held in February 1929. Zilch. I planned an alternate blog post in case I failed. And frankly, I was beginning to think that was the one that would run. But then, I found it. No fanfare (although I confess, the trumpeters were playing jubilantly in my head!), no ticker-tape parade, just a single reference. Could it be? I checked and triple checked. I wasn’t going to publish this unless I was sure. I found other sources to confirm, and I am pleased to announce the following:

Alexander Fleming presented some of his work on penicillin at the Medical Research Club in London on February 13, 1929.

That’s right. The day antes de Valentine’s Day. Where the Valentine’s Day mythos began is anyone’s guess. Perhaps someone thought it would be funny if the antibiotic that cures some sexually transmitted diseases was discovered on Valentine’s Day and fudged the date. Perhaps the initial error was a typo. Perhaps, it was lazy research. Regardless, the premise that penicillin was discovered (or even announced) by Alexander Fleming on Valentine’s Day in 1929 is completely debunked. Sorry History Channel. I know it’s a bitter pill to swallow.

Text: ©Rebecca Bigelow
Photo: Alexander Fleming in his lab.
Original via Wikimedia edits Rebecca Bigelow.

**On a personal note, penicillin came to the market too late to save my uncle (on my father’s side) who died in 1931, at the age of six, from complications from strep throat. Penicillin probably would have saved him, but 1943 was the year mass production of penicillin began—coincidentally, the year my father turned six.


Historia

Built in 1939 for the Wilson Tobs of the original Coastal Plain 'D' League, Historic Fleming Stadium has always served as a stepping stone for some of our country's greatest ballplayers, entertainers, and politicians.

From Ted Williams and Mickey Mantle to Elvis Presley, Kevin Costner, and New York City Mayor Fiorello H. La Guardia, Historic Fleming Stadium's 81 year history is lined with the heroes of our national pastime and the cultural leaders of our society.

Used primarily today as the home of the modern-era Wilson Tobs of the Coastal Plain League, North Carolina Baseball Museum, and Year-Round Baseball Events, Fleming is still vibrantly hosting our national pastime's past, current and future stars. Fleming's importance in the baseball community has continued to grow with age by hosting over 150 days of baseball annually and operating from February to November. Historic Fleming Stadium is also host to the Conference Carolinas Baseball Championship, NCISA's Spring Single A Baseball Championships, as well as the CPL All-Star game in 2005 and 2012.

Experiencing a number of stadium renovations in the past decade, Fleming is still known in Wilson and eastern North Carolina as 'the place to be' on a sultry, summer evening.

Perhaps it is the moniker that has allowed Historic Fleming Stadium to persevere through seven decades of social revolutions, world wars and more recently, the 'digital age'.

Originally utilized by the Minor League Coastal Plain League, Fleming has also played host to the Bi-State League and the Carolina League. It was last used professionally by a Carolina League co-op franchise in 1973. Currently, Fleming is used by the Coastal Plain League Summer Team the Wilson Tobs.

During it's Carolina League days, Historic Fleming Stadium was most utilized by the Minnesota Twins/Washington Senators. The Twins/Senators played as the Tobs for 10 years, starting a split season in 1957, and then from 1960 until 1968. Other affiliations while with the Carolina League include the Baltimore Orioles (1 Year), the Pittsburgh Pirates (1 Year) and the Philadelphia Phillies (1 Year). All of these affiliations were under the name, the "Wilson Tobs".


Ver el vídeo: Compilation 20 min #03 - Grizzy u0026 the Lemmings