¿Plagas en las Américas preeuropeas?

¿Plagas en las Américas preeuropeas?

¿Hay algún relato histórico de que quienes vivían en las Américas se encontraron con una plaga o plagas que resultaron ser tan devastadoras para la población como la plaga bubónica (negra) en Europa? Específicamente me interesan las enfermedades. antes del contacto con los europeos.

NOTA: No busco que la peste negra haya existido en las Américas, sino cualquier tipo de enfermedad que pueda haber tenido efectos devastadores en la (s) población (es) de las Américas.


La única enfermedad pandémica que conocemos y que tiene buenas probabilidades de tener un origen en las Américas es la sífilis.

Cuando afectó a Europa por primera vez en 1494, se extendió rápidamente y la tasa de mortalidad fue muy alta (como es típico de las nuevas enfermedades que afectan a una población inmunológicamente ingenua).

Como lo describe Jared Diamond, "[C] uando la sífilis se registró definitivamente por primera vez en Europa en 1495, sus pústulas a menudo cubrían el cuerpo desde la cabeza hasta las rodillas, provocaban que la carne se cayera de los rostros de las personas y provocaban la muerte en unos pocos meses. . " La enfermedad entonces era mucho más letal de lo que es hoy. Diamond concluye: "[B] y 1546, la enfermedad se había convertido en la enfermedad con los síntomas que conocemos tan bien hoy".

Dada la historia de otras enfermedades pandémicas, no es demasiado exagerado especular que habría sido aún más devastador cuando estalló por primera vez en las Américas, al menos entre las comunidades más densamente pobladas, antes tanto de la enfermedad como del huésped. evolucionado para vivir mejor unos con otros.

Sin embargo, no tengo conocimiento de ninguna prueba arqueológica de esto (estudios de huesos del esqueleto, etc.). La mayor parte de la evidencia detrás de la teoría americana de la sífilis es actualmente circunstancial.


Puede encontrar la respuesta a esa pregunta en el libro de Jared Diamond, Guns, Germs and Steel. Afirma que las personas se contagian de sus mascotas y que todas las grandes epidemias (variola, tuberculosis, malaria, peste, influenza…) evolucionaron a partir de los animales. Los microbios necesitan una masa de personas para esparcirse por sociedades tan grandes, que vivan en ciudades y estén conectadas con buenas carreteras comerciales, donde es el mejor lugar para ellos. No pueden sobrevivir en sociedades pequeñas porque matan a cualquiera que no se resiste y, por lo tanto, no se propaga. Los que sobreviven desarrollan anticuerpos. Los microbios no pueden sobrevivir en pequeñas comunidades de agricultores y cazadores.

Debido a que los indios americanos no tenían anticuerpos contra las enfermedades europeas, muchos murieron, a veces las aldeas enteras. En estas enfermedades también es un éxito el éxito de Pizarro y Cortés. Algunos científicos creen que hubo una disminución del 95% en la población en 200 años después de Colón.

La única enfermedad infecciosa que llegaba de América a Europa era la sífilis. En América hubo grandes civilizaciones que vivían en las grandes ciudades: aztecas, incas e indios que vivían en Mississippi. Pero estas ciudades nunca estuvieron conectadas con rutas comerciales, por lo que los microbios no pudieron propagarse como lo hicieron en Europa y Asia. La principal razón de la falta de enfermedades infecciosas es que no había animales que vivieran en manadas. Solo había cinco animales domésticos: un pavo, un lama, un coyote, un pájaro y un perro, y no eran una fuente de microbios como vacas, ovejas.
No significa que no haya enfermedades infecciosas, pero no tantas. Pero las epidemias, enfermedades de masas, solo pueden aparecer en una multitud densa. Esto comenzó con la agricultura hace 10.000 años y aumentó con la construcción de ciudades. Las personas viven cerca unas de otras, también tienen mascotas ...

Si lo resumo: según Jared Diamond, no hubo epidemias en América antes de 1492.


Cuando estuve en el oeste hace varios años, un amigo afirmó que la desaparición de la civilización "anasazi" de los nativos americanos podría haber ocurrido por varias razones, incluida la enfermedad. Desafortunadamente, no creo que los estudios modernos sobre el tema estén de acuerdo con su afirmación.

http://en.wikipedia.org/wiki/Anasazi

La enfermedad generalizada generalmente requiere que muchas personas residan en las proximidades (ciudades). Si bien hay evidencia de ciudades de 20,000 a 30,000 entre los nativos americanos, los principales centros de población de Europa durante la Peste Negra probablemente eran mucho más grandes (más de 100,000). Supongo que, dado que hay ciudades, también hay comercio, por lo que la enfermedad podría haberse propagado de una ciudad a otra. No estoy familiarizado en absoluto con las ciudades o la cultura, por lo que no tengo idea de si el saneamiento, la cría de animales, una gran cantidad de roedores u otros factores contribuyentes fueron similares a la experiencia europea.


Las 5 pandemias y epidemias más mortíferas de la historia

Un poco más de 100 años antes del brote de coronavirus, el mundo estaba preso de la gripe española, que se creía que había infectado a aproximadamente un tercio de la población mundial en ese momento.

Reciba las últimas noticias sobre coronavirus y más entregadas diariamente en su bandeja de entrada. Registrate aquí.

Antes del coronavirus, otras pandemias y epidemias mortales devastaron el mundo, lo que resultó en un terrible número de muertos. Aquí están 5 de los más mortíferos de la historia.

5) PLAGA ANTONINA (165-180 d.C.): 5 MILLONES DE MUERTOS

Al igual que el coronavirus, se cree que la peste de Antonina se originó en China. Los soldados que marchaban a Roma desde Mesopotamia a fines del 165 d.C. estaban enfermos, muchos cubiertos de pápulas rojas y negras que eventualmente se formaban y se caían. La plaga pronto se extendería por todo el Imperio Romano. También similar a la pandemia actual, no todos los que contrajeron el virus, que los investigadores creen que probablemente fue viruela, murieron, y los que sobrevivieron se volvieron inmunes. Sin embargo, cuando la plaga estuvo bajo control en 180 d.C., había matado a millones de personas y prácticamente había aniquilado a los 150.000 militares de Roma. También se cobró la vida del emperador Marco Aurelio.

Los síntomas, descritos por el célebre médico romano Galeno, eran desagradables: diarrea, tos, fiebre, sequedad de garganta y las mencionadas pápulas.

Una leyenda flotando durante el tiempo decía que la enfermedad se liberó cuando un soldado romano abrió accidentalmente un ataúd dorado en el templo de Apolo, liberando a la plaga maldita del confinamiento. De cualquier manera, muchos estaban seguros de que habían hecho algo para enfurecer a los dioses, como el saqueo de la antigua ciudad mesopotámica de Seleucia. También se culpó a los cristianos de enfurecer a los dioses.

4) PLAGA DE JUSTINIAN (540-542 DC): AL MENOS 25 MILLONES DE MUERTOS

Se cree que fue traído por barcos mercantes infestados de ratas que navegaban hacia Egipto, en un momento dado, se dice que la plaga de Justiniano (que lleva el nombre del emperador bizantino gobernante en ese momento) mató hasta 100,000 personas por día en promedio. Recientemente, estas cifras han sido cuestionadas, pero los investigadores han dicho que la peste bubónica (Yersinia pestis) se propagó y continuó apareciendo de vez en cuando en Europa, Asia y África durante años después de su llegada en 541 d.C., matando a millones de personas. .

El erudito griego bizantino Procopio escribió sobre los comienzos de la plaga: “Comenzó con los egipcios que viven en Pelusio. Se dividió y parte fue a Alejandría y el resto de Egipto, y parte a la gente de Palestina, los vecinos de los egipcios, y desde allí, invadió toda la tierra ”.

La peste bubónica puede transmitirse de ratas a humanos a través de las picaduras de pulgas. Los bubones llenos de pus luego crecen en partes del cuerpo, generalmente en el área de la axila y la ingle, y se desarrolla fiebre. Aunque la peste negra fue causada por la misma enfermedad, los investigadores han determinado que una cepa diferente causó la peste de Justiniano.

3) VIH / SIDA (AÑOS PICO 2005-2012): 36 MILLONES DE MUERTOS

Se cree que se originó en el Congo cuando el virus se transmitió de chimpancé a humanos en 1920, el VIH, el virus que causa el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), no comenzó a propagarse en Estados Unidos hasta principios de los años 80, aunque algunos Las investigaciones indican que pudo haber llegado a la ciudad de Nueva York desde Haití ya en 1970. En 1981, los hombres homosexuales comenzaron a ser hospitalizados por cánceres raros e infecciones pulmonares. Los médicos no sabían cómo estaban apareciendo estas enfermedades raras, aunque creían que alguna condición debía haberlas causado. En 1982, los consumidores de heroína también comenzaron a contraer estas enfermedades, y ese año la llamaron SIDA. El VIH se aisló en un laboratorio y se identificó en un laboratorio francés en 1983.

La Organización Mundial de la Salud caracteriza al VIH / SIDA como una epidemia mundial, mientras que los CDC lo describen como una pandemia.

Según ONUSIDA, se estima que 36 millones de personas han muerto por causas relacionadas con el sida, el pico se produjo en 2005 con 2,3 millones de muertes. La zona más afectada fue África subsahariana, donde en 2005, se estima que 2,7 millones de personas se infectaron con el VIH y 2 millones de adultos y niños murieron de SIDA.

En los años transcurridos desde entonces, mientras que los antivirales y los medicamentos preventivos PrEP han ayudado a prevenir la transmisión de la enfermedad, el número en los Estados Unidos se ha estabilizado desde 2013 con alrededor de 39,000 nuevas infecciones por VIH al año.

2) PANDEMIA DE GRIPE ESPAÑOLA (1918-1920): 50 MILLONES DE MUERTOS

La pandemia de gripe española de 1918 fue la peor en la historia reciente, con un tercio de la población de la tierra infectada con el virus H1N1, lo que finalmente mató a 50 millones de personas. Los investigadores aún no pueden precisar qué hizo que el virus fuera tan mortal, pero al igual que la actual pandemia de coronavirus, no había ninguna vacuna en ese momento. Las personas recibieron instrucciones de ponerse en cuarentena, mantener la distancia social, lavarse las manos y esterilizarse, que era básicamente todo lo que podían hacer. Algunas ciudades de Estados Unidos, como San Francisco, también aprobaron ordenanzas que obligan a las personas a usar máscaras.

Se cree que la enfermedad apareció por primera vez en 1916 en un hospital del ejército británico, ubicado en Étaples, Francia, y al igual que el virus H5N1, puede haber sido causada por aves. Esta gripe severa similar a una neumonía se enconó y se extendió en las trincheras frías y húmedas de la Primera Guerra Mundial, y desde allí, dio la vuelta al mundo.

1) LA MUERTE NEGRA (1347-1353 d.C.): 50 a 200 MILLONES + MUERTOS

Algunas cifras del número de víctimas de la Peste Negra oscilan entre 50 millones, otras 200 millones o más, lo que posiblemente la convertiría en la pandemia más mortal de la historia mundial.

Muchos estudiosos creen que, como COVID-19, la Peste Negra se originó en Asia. Se propagó por el movimiento de la Horda Dorada de Batu Khan. Durante el asedio de la horda a Caffa (un importante puerto marítimo en el Mar Negro), los mongoles, que estaban perdiendo números rápidamente a causa de la enfermedad, catapultaron cuerpos plagados de bubones sobre las murallas de la ciudad. Se extendió a la población que huía, cuyos comerciantes se apoderaron del mar Negro.

La pesadilla comenzó para Europa un día de octubre de 1347 cuando 12 barcos del Mar Negro llegaron a Sicilia. Los porteadores que saludaban a los barcos encontraron un espectáculo espantoso: algunos marineros enfermos, con los cuerpos devastados por bubones negros y rezumantes, de pie en cubierta entre sus compañeros de tripulación muertos. A pesar de que pronto se desterró a los barcos del puerto, el daño ya estaba hecho.

Desde Sicilia, la enfermedad se propagó como la pólvora, devastando a la población europea hasta 1353. Los síntomas incluían fiebre alta, escalofríos, vómitos y diarrea. También provocó que los bubones llenos de pus antes mencionados, así como partes del cuerpo (nariz, dedos de manos, pies, etc.) se volvieran negros con gangrena. Si bien se ha mantenido durante mucho tiempo que la peste negra se transmitió a través de pulgas de ratas, muchos ahora creen que se transmitió a través de pulgas humanas y piojos del cuerpo. Dr. Samuel K. Cohn, profesor de historia medieval en la Universidad de Glasgow y autor de "La Peste Negra Transformada" (2002), fue uno de los proponentes originales de la teoría de que se propagó a través de la transmisión de persona a persona.

"Se propagó muy rápidamente", dijo Cohn a Fox News. “No se propagó por el mecanismo ineficaz de las pulgas en las ratas, aunque los libros de texto exigen que ese sea el caso, especialmente ahora con el ADN antiguo que se muestra con una cepa de Yersinia pestis; sin embargo, como sabemos por enfermedades como el SARS y la sífilis, diferentes patógenos pueden estar estrechamente relacionados y producir enfermedades completamente diferentes ".

En su libro, Cohn señaló que la gente desarrolló una resistencia a la Peste Negra, lo cual era una imposibilidad médica con la peste bubónica “clásica”. Además, la peste negra prosperó en temperaturas y estaciones en las que las pulgas de las ratas estaban en su punto más bajo. Se desconocía qué era exactamente la Peste Negra, aunque una cosa era segura: se propagó rápidamente y se propagaría aún más rápido hoy que COVID-19 gracias a los modos de transporte modernos.

"Yo diría que la Peste Negra se estaba propagando aún más rápido [que el coronavirus] de alguna manera, dado su historial en la circunnavegación de Europa", explicó Cohn. “La Peste Negra solo podía moverse tan rápido como las personas y los caballos podían moverse, por lo que no podía extenderse más rápido de lo que un avión puede transportar personas. Pero, toda la diseminación parece haber sido desde 1348-49, una enfermedad que se propaga más rápidamente dentro de un área determinada a lo largo del tiempo, y la enfermedad eliminó entre la mitad y 3/4 de la población de Florencia en el espacio de tres o más. cuatro meses."


Adaptar

La peste negra, una pandemia causada por la bacteria Yersinia pestis que se extendió por Asia, África y Europa a partir de 1346, fue "sin duda la crisis de salud más catastrófica en la historia registrada", Mark Bailey, historiador y autor de "After the Muerte negra: economía, sociedad y derecho en la Inglaterra del siglo XIV ”, dijo en una entrevista. En Inglaterra, mató a alrededor del 50 por ciento de la población en 1348 y 1349 en Europa en su conjunto, las estimaciones oscilan entre el 30 y el 60 por ciento. La magnitud de la mortalidad fue una conmoción enorme, aunque sus efectos fueron mucho más allá. Como dijo Monica Green, historiadora de la medicina que se especializa en la Europa medieval, "¿Quién traerá la cosecha si la mitad de la gente se ha ido?"

Las diferentes sociedades respondieron de diferentes maneras. En muchas partes del noroeste de Europa, como Gran Bretaña y lo que ahora es Holanda, la muerte repentina de una gran parte de la población trabajadora significó que a los sobrevivientes les resultó más fácil conseguir trabajo y adquirir tierras. "Se obtiene un aumento de la riqueza per cápita y una reducción de la desigualdad de la riqueza", explicó Bailey. Económicamente, al menos, "la gente común está mejor".

Lo contrario sucedió en gran parte de Europa oriental, donde los señores consolidaron su poder sobre el ahora escaso campesinado para restablecer la servidumbre, obligándolos a trabajar la tierra en condiciones favorables a los terratenientes. Allí, la desigualdad se estabilizó o, de hecho, aumentó a raíz de la plaga.

Hay muchas explicaciones contrapuestas para la división, pero una posibilidad es que “la peste negra tiende a acelerar las tendencias existentes”, como un movimiento hacia una economía menos feudal y más basada en el consumo en el norte de Europa, dijo Bailey. Pero esa región no se convirtió mágicamente en un bastión de la igualdad después de la plaga: el gobierno inglés impuso topes salariales a mediados del siglo XIV para evitar que los salarios subieran demasiado. El resultado fue un malestar generalizado, que culminó con la Revuelta Campesina de 1381, que reunió a personas de una amplia variedad de orígenes sociales en una expresión de "frustración reprimida" por la mala gestión de la economía por parte del gobierno, dijo Bailey.

Sobre todo, si "la resiliencia en una pandemia se está enfrentando", continuó, "la resiliencia económica y social posteriormente se está adaptando". La lección moderna: "Adaptarse a la nueva realidad, el nuevo paradigma, las nuevas oportunidades, es clave".


9. Tercera pandemia de cólera 1846-1863

Antes del desarrollo de las técnicas de purificación, los suministros de agua eran con frecuencia la fuente de devastadoras epidemias. Y el cólera, una bacteria transmitida por el agua que se origina en la India, fue a menudo el culpable de los brotes mundiales. La enfermedad ingresa al cuerpo a través del agua potable y mata a sus víctimas a través de diarrea severa, vómitos y deshidratación.

Uno de los episodios más devastadores del cólera ocurrió entre 1846 y 1863. La infección se propagó de la India a Afganistán en 1839, y luego hubo brotes esporádicos durante los siguientes seis años antes de que reapareciera en la India y el Medio Oriente en 1845. Se abrió camino a través de el mundo a Rusia, donde se estima que causó al menos un millón de muertes. Y en 1848, estaba causando estragos en Europa. En 1854, más de 23.000 murieron solo en Gran Bretaña. Parecía que nadie estaba a salvo, ya que la enfermedad golpeó África y se abrió camino a través de las Américas también.

Por otro lado, el brote de cólera de Londres también jugó un papel importante en la fundación de la epidemiología. En 1854, el médico John Snow analizó las muertes por cólera y notó que un gran número de casos en Soho estaban agrupados alrededor de la bomba en Broad Street.

Concluyó que el agua de la bomba estaba de alguna manera contaminada con "veneno de cólera" y solicitó a las autoridades locales que le quitaran la manija. Esta fue una de las primeras veces que se utilizaron métodos modernos como las estadísticas para combatir un brote de enfermedad. Como tal, John Snow ha sido apodado el "padre de la epidemiología moderna".


Una breve historia de plagas y pandemias: de la peste negra al COVID-19

La vida cotidiana en la era del coronavirus nos ha afectado de diferentes formas. Para los escritores científicos, significa que muchos de los médicos y científicos con los que hablaríamos en tiempos normales están demasiado ocupados salvando vidas. Al mismo tiempo, las revistas científicas y médicas están publicando artículos más rápido de lo que podemos mantenernos, y la revisión por pares necesariamente se retrasa.

Durante la primera quincena de marzo, escribí artículos de noticias de última hora y rápidamente me quemé. Nadie estaba dando entrevistas a medida que el ciclo de publicación se comprimía continuamente, a veces se duplicaba para corregir errores a medida que llegaba nueva información.

Y luego comenzaron los seminarios web, algunos para los medios, otros para los médicos. He estado haciendo todo lo que puedo, desde agencias gubernamentales, grupos de defensa de pacientes y revistas. Esta es mi decimosexta pieza sobre el nuevo coronavirus, gracias en gran parte a estas constantes actualizaciones de los expertos. Mi serie de seminarios web favoritos son las sesiones de preguntas y respuestas de Live Stream de La Revista de la Asociación Médica Estadounidense& rsquos editor en jefe Howard Bauchner, MD.

Me gustó especialmente el webcast del 2 de abril con Frank Snowden, PhD, profesor emérito de historia de la medicina en Yale y autor de Epidemias y sociedad: de la peste negra al presente, publicado fortuitamente el pasado otoño. Escucharlo me recordó mis libros favoritos sobre plagas y pandemias, que enumero al final.

El Dr. Anthony Fauci, que no necesita presentación con la cara pegada en camisetas y donas (me uní a su club de fans de Facebook), asiste al seminario web de JAMA con regularidad, el más reciente el 8 de abril. Así que voy a fingir que ambos caballeros están sentados aquí. conmigo y mis gatos en mi sala de estar, informándome sobre el pasado y el futuro de COVID-19, y cómo encaja en el gran alcance de la epidemiología.

& ldquoUna extraordinaria convergencia de eventos & rdquo

El Dr. Snowden atribuye la pandemia actual a una "convergencia extraordinaria de eventos".

"Número uno, me sorprende la facilidad con la que se ha extendido por todo el mundo, que se debe en parte al tipo de mundo que hemos construido". Número dos, me sorprende la falta de preparación. El mundo estaba totalmente desprevenido en formas que son difíciles de comprender, porque desde 1997, cuando tuvimos la influenza aviar, una oleada de epidemiólogos y virólogos decían que otro desafío pandémico es una parte inevitable de nuestro futuro. ”Él amplió el tema.

En 2005 y 2006, a raíz de la epidemia de SARS, el Congreso de los EE. UU., La Organización Mundial de la Salud (OMS) y las empresas comenzaron a trabajar en planes de preparación. Pero dejaron caer la pelota cuando la epidemia se desvaneció, e incluso después de que Anthony Fauci le dijera al Congreso que si vive en el Caribe, es de esperar que un meteorólogo diga que un huracán es inevitable, pero no pudo decir cuándo golpearía o cuán poderoso sería. . Los virólogos podrían decirle que se avecina otra epidemia. No sabíamos cuán poderoso ni cuándo, pero era inevitable ”, recordó el Dr. Snowden.

Cuando el ébola golpeó África occidental en 2014, el mundo una vez más no estaba preparado. & ldquoEn 2018, la OMS nombró una comisión para analizar la preparación global y produjo un informe en 2019, & ldquoA World at Risk, & rdquo dijo el Dr. Snowden. Le sorprendió que el informe predijera que millones podrían morir en una pandemia, pero algunos países (nombres no mencionados) recortaron sus presupuestos de preparación y salud pública.

Los virus ya no se nombran por presunto lugar de origen, sino por clasificación taxonómica. Este es el SARS-CoV-2.

"En tercer lugar, la falta de tomar la ciencia en serio es lo que más me preocupa sobre el inicio de la pandemia", dijo el Dr. Snowden, señalando que el escepticismo sobre la ciencia persiste en muchas naciones. Planteó llamar al nuevo patógeno "virus chino" mucho después de que la OMS lo llamara oficialmente el SARS-CoV-2 más significativo desde el punto de vista científico. & ldquoAdemás de ser estigmatizante, eso les está diciendo a los científicos del mundo. & lsquowe & rsquore no se toma en serio sus preocupaciones, & rsquo & rdquo, agregó.

Comparación con la influenza de 1918

¿Qué pandemia pasada se parecía más a la actual? Dr. Snowden respondió de inmediato & ldquo1918 influenza & rdquo.

& ldquoTodavía hay un debate sobre dónde y cómo comenzó: China o Kansas o en la base militar británica en & Eacutetaples en el norte de Francia. Se extendió rápidamente desde & Eacutetaples con el movimiento forzado de tropas hacia el frente occidental. Desde noviembre de 1918 hasta el año nuevo, causó entre 50 y 100 millones de muertes, muchas veces más que el número de muertes de la primera guerra mundial. & Rdquo

Irónicamente, un factor importante fue la paz que siguió a la guerra. Los soldados que regresaron trajeron la enfermedad a Estados Unidos, donde las fiestas de bienvenida alimentaron el fuego del contagio. Después de un desfile en Filadelfia, cientos de miles de personas se enfermaron. "Otras ciudades importantes tomaron medidas que se parecen a lo que estamos haciendo hoy: máscaras, distanciamiento social, cancelación de eventos importantes como servicios religiosos donde la gente se congrega", dijo el Dr. Snowden. ¿Sabía el alcalde de Nueva Orleans sobre el desfile de Filadelfia cuando ocurrió el Mardi Gras 2020?

Otra característica sorprendente es que la pandemia de 1918 se olvidó en gran medida. & ldquo¿Cómo podría una enfermedad que causó 100 millones de muertes no grabar una memoria a largo plazo en nuestras instituciones y economía? Fue eclipsada por la guerra, y luego por la paz, y no asedió comunidades como la peste bubónica, pero arrasó y dejó devastación y desapareció en unas pocas semanas, ”dijo el Dr. Snowden. Señaló que Gran Bretaña tiene muchos monumentos para recordar la primera guerra mundial y la valentía de los soldados, pero solo un monumento para recordar y ldquothe héroes de la influenza de 1918, los médicos y enfermeras que arriesgaron sus vidas para cuidar a los pacientes y sus colegas. & rdquo

Virus de la gripe. (crédito: CDC)

El virus de la influenza dio la vuelta al mundo en tres ondulaciones. & ldquoLas primeras oleadas ocurrieron en la primavera de 1918 y fueron bastante benignas, no una causa importante de mortalidad. Probablemente el virus mutó entre la primavera y el otoño, cuando se tornó catastrófico y coincidió con el final de la guerra. La curva de la mortalidad fue pronunciada ”, dijo el Dr. Snowden.

Curiosamente, la pandemia de influenza de 1918 salvó a los muy jóvenes y a los ancianos, creando una curva en forma de W y no una U, con ese pico en el medio los jóvenes, como los soldados, explicó el Dr. Snowden. Los soldados murieron de una respuesta inmune hiperactiva que llenó sus pulmones rápidamente de líquido, la "tormenta de ldquocytokine" que hoy está devastando los pulmones infectados con SARS-CoV-2.

En 1918, los jóvenes eran vulnerables porque estaban hacinados en el ambiente infernal de la guerra, en barcos de transporte y en campamentos militares. Es posible que sus ancianos hayan estado protegidos de haber sobrevivido a epidemias de gripe anteriores y de haber desarrollado una fuerte respuesta de anticuerpos a virus similares.

¿Seguirá el COVID-19 un camino similar al de la gripe de 1918? Si es así, lo hará en un paisaje muy diferente al de los pueblos y ciudades dispersos de Estados Unidos hace un siglo.

“Hubo una morbilidad y una mortalidad extraordinarias en 1918 y, sin embargo, no afectó al mundo de la forma en que parece estar haciéndolo este coronavirus. El nuevo virus puede estar teniendo un efecto más duradero, aún no lo sabemos. Claramente, habrá importantes efectos a largo plazo en la economía, en las relaciones entre los países industriales y los mercados emergentes, los vínculos de suministro internacional y todo tipo de cosas ”, dijo el Dr. Snowden.

La famosa bomba de Broad Street.

& ldquoCada ​​epidemia, cada pandemia, es única. Las pandemias no son intercambiables. Cada uno es experimentado por la sociedad de una manera diferente. Es interesante pensar por qué algunos han dejado una gran huella y otros parecen no haberlo hecho ”, dijo el Dr. Snowden. Recordó la clásica historia epidemiológica de la manija de la bomba de agua de London & rsquos Broad Street, a la que el médico local Dr. John Snow y el reverendo Henry Whitehead rastrearon una feroz epidemia de cólera en septiembre de 1854 que tendría efectos duraderos en la salud pública.

El paciente cero era una niña que vivía en 40 Broad Street y desarrolló diarrea severa el 28 de septiembre. Su madre lavó sus pañales a unos metros de la bomba, enviando heces cargadas de bacterias al suministro de agua del vecindario y rsquos. El diez por ciento de los residentes de la calle y los rsquos murieron en dos semanas. El cólera mata en días.

El brote de cólera tuvo un gran impacto en el movimiento sanitario: hacer que el agua potable fuera más segura e instituir regulaciones de vivienda allanó el camino hacia la idea de la teoría de los gérmenes de la enfermedad. Estos logros surgieron de este gran cataclismo que fue mucho menor que la gripe de 1918, ”dijo el Dr. Snowden.

La culpa de la muerte negra y la tuberculosis

Paralelamente a la propagación de un patógeno, puede ocurrir la propagación de la discriminación.

Peste bubónica, causada por la bacteria. Yersinia pestis, es quizás el ejemplo más duradero y omnipresente. El Dr. Snowden habló en voz baja de los horrores.

Una representación de la quema de judíos en Estrasburgo en 1349, acusados ​​de haber envenenado los pozos con bacterias de la peste.

& ldquoLa Peste Negra fue una época de extraordinaria violencia. En Estrasburgo (en la frontera de Francia y Alemania, en 1349) 12.000 judíos fueron detenidos y llevados a un cementerio judío y se les dio la opción de convertirse o ser asesinados en el acto. La mitad se negó y fueron quemados vivos. ”Los judíos habían sido acusados ​​de envenenar pozos con bacterias de la peste.

Novela publicada en 1827 y ambientada en Milán de 1630, The Betrothed, de Alessandro Manzoni, ilustró otra parodia impulsada por la plaga. & ldquoLos ​​españoles eran inocentes, pero en el lugar y el momento equivocados y fueron detenidos y torturados hasta que confesaron. Sus cuerpos fueron rotos en la rueda y quemados vivos, acusados ​​de propagar una enfermedad al envenenar los pozos ”, dijo el Dr. Snowden.

La tuberculosis también pareció sacar lo peor de las personas asustadas. “Con la tuberculosis comenzó, paradójicamente, cuando la gente comprendió que no era hereditaria sino que estaba provocada por un germen, que asociaban con la suciedad. Se responsabilizó a las clases trabajadoras. La tensión social y el estigma surgieron por motivos étnicos y de clase en lugares como Nueva York porque era más probable que los inmigrantes fueran peligrosos ”, dijo el Dr. Snowden.

Más cerca de nuestro tiempo, señaló el Dr. Snowden, está la espantosa estigmatización de los grupos "y ldquo4H" que surgieron como de alto riesgo en los primeros días de la pandemia del VIH / SIDA: en el idioma de la época, homosexuales, haitianos, hemofílicos y adictos a la heroína.

El Dr. Fauci estaba en primera línea en ese entonces. Él recordó:

& ldquoMe involucré con el VIH una semana después del primer informe en el MMWR (boletín semanal de los CDC y rsquos) en junio de 1981. Cambié completamente mi laboratorio para profundizar en una enfermedad que no tenía nombre, ni etiología conocida, y no sabíamos qué éramos. haciendo. En los primeros años del VIH / SIDA, morían de 30.000 a 35.000 personas al año. Entonces fue insidioso, que parecía involucrar a un grupo demográfico muy circunscrito. & Rdquo

Comparó la trayectoria sigilosa del VIH / SIDA con la asombrosa velocidad del COVID-19:

"El VIH / SIDA no infundió miedo durante un tiempo". Solo cuando descubrimos, a través de las pruebas de anticuerpos, que los pacientes enfermos eran la punta del iceberg, la gente se dio cuenta de que se estaba convirtiendo en un problema global que se extendería por cuatro décadas y que, al final del día, mataría a infinitamente más personas que COVID. -19. Con COVID, la línea de tiempo se trunca en semanas. Explota y todos son vulnerables en todo el mundo, en tiempo real, y todos tienen miedo. & Rdquo

¿Estaremos listos la próxima vez?

Mi abuelo conoció a mi abuela en medio de la pandemia de influenza de 1918 y ella era su enfermera. Rara vez tuvo ni siquiera un resfriado en los años que le quedaban, y murió a los 103 años. Esos anticuerpos deben haber sido poderosos.

No recordamos la influenza de 1918. La peste es ahora extremadamente rara y el cólera y la tuberculosis ya no se ven en muchas partes del mundo.

Pero las personas de mi edad recuerdan las "enfermedades de la infancia" como el sarampión, las paperas, la varicela y la rubéola, las aulas vacías, las "fiestas" que los padres tenían para exponer a sus pequeños y acabar con las enfermedades, porque sólo en raras ocasiones eran peligrosas (ver "Recuerdos de vacunas").

Todos recordamos los recientes brotes de influenza y las vacunas que podrían no haber funcionado, en parte porque otros tipos de virus, como el rinovirus, el adenovirus, el virus sincitial y otros coronavirus, también causan infecciones respiratorias. Los síntomas compartidos reflejan las respuestas de nuestro sistema inmunológico, no las armas que los patógenos despliegan directamente.

Todos hemos oído hablar del VIH / SIDA. Y SARS.

Entonces, cualquiera que no pensara que una pandemia era posible simplemente no estaba prestando suficiente atención a las pistas de la historia y a las predicciones informadas de los científicos, investigadores médicos, clínicos y otros de hoy en día.

¿Dejaremos que una pandemia se nos acerque sigilosamente? ¿Es suficiente la advertencia de COVID-19?

Dr. Anthony Fauci, director del NIAID

El Dr. Fauci cree que esta crisis cambia las reglas del juego. "Espero que cuando salgamos de esto, echemos un vistazo a la inversión a largo plazo en salud pública". Tenemos el hábito de que cuando superamos un desafío, decimos & lsquolet & rsquos sigue adelante & rsquo Nunca deberíamos estar en una posición para ser golpeados así de nuevo y tener que luchar para responder. Esto es histórico. & Rdquo


Enfermedades mortales:

Los expertos advierten que una pandemia mundial detendrá a la humanidad tal como la conocemos en los próximos 20 a 30 años. Las epidemias pasadas pueden ofrecer una idea de lo que depara el futuro. A continuación, echamos un vistazo a algunos de ellos.

La viruela es causada por el virus variola, que se transmite por contacto de piel a piel o por contacto con fluidos corporales. También se puede propagar por el aire.

En el 430 a. C., la viruela mató a más de 30.000 personas en Atenas, Grecia, reduciendo la población de la ciudad en al menos un 20%.

La plaga de Justiniano, que comenzó en 541 y continuó intermitentemente durante casi 200 años, mató a 50 millones de personas en Oriente Medio, Asia y la cuenca del Mediterráneo, según algunas estimaciones. The plague is caused by bacteria that are spread by rats that were bitten by infected fleas.

What's known as the Great Plague of London actually started in China in 1334 and spread along trade routes, wiping out entire towns. Florence, Italy, lost a third of its 90,000 residents in the first six months. Overall, Europe lost 25 million people.

There were approximately 25 million people living in what is now called Mexico when Hernando Cortes arrived in 1519. A smallpox epidemic killed between 5 and 8 million of the native population in the following two years. Over the next century, less than 2 million would survive this and other communicable diseases brought by European explorers.

Smallpox reached Massachusetts in 1633, brought by settlers from France, Great Britain and the Netherlands. It quickly spread to the Native American population, which had up until now been free of this communicable disease. It’s unclear how many were killed by smallpox, though historians estimate some 20 million may have died after the Europeans landed.

Philadelphia was struck with a yellow fever epidemic in 1793 that killed a 10th of the city's 45,000-person population.

The Modern Plague began in the 1860s and killed more than 12 million people in China, India and Hong Kong. It wasn’t until the 1890s that people figured out how the bacterial infection was being spread and a vaccine was created.

A smallpox epidemic in Boston infected 1,500 people in 1901. There were 270 reported deaths.

The largest plague outbreak in the 20th century occurred in Manchuria between 1910 and 1911. Approximately 60,000 people died. The plague still occasionally causes smaller outbreaks in parts of sub-Saharan Africa.

The great flu pandemic of 1918 and 1919 is estimated to have killed between 30 million and 50 million people worldwide. Among them were 675,000 Americans.

Polio peaked in the US. Nearly 60,000 children were infected and more than 3,000 died. Three years later vaccination began to prevent the communicable disease.

In 1984, scientists identified the human immunodeficiency virus, or HIV, as the cause of AIDS. That same year the deadly disease killed more than 5,500 people in the United States. Today more than 35 million people around the world are living with an HIV infection. More than 25 million people have died of AIDS since the first cases were reported.

Severe Acute Respiratory Syndrome, better known as SARS, was first identified in 2003 in China, though the first case is believed to have occurred in November 2002. By July more than 8,000 cases and 774 deaths had been reported.

The global H1N1 flu pandemic may have killed as many as 575,000 people, though only 18,500 deaths were confirmed. The H1N1 virus is a type of swine flu, which is a respiratory disease of pigs caused by the type A influenza virus.

An epidemic of cholera killed at least 10,000 people in Haiti in 2010 following a deadly earthquake that paralyzed the nation. The outbreak hampered efforts to rebuild. The United Nations would later apologize for initially denying claims that Nepalese peacekeepers brought the deadly disease to the country following the earthquake.

In 2012, approximately 122,000 people worldwide died from the measles, a highly contagious disease caused by a virus. Typhoid fever kills around 216,000 people a year. Tuberculosis, an infectious bacterial disease, killed an estimated 1.3 million in 2012. These are some of the infectious diseases that most concern health officials today.

The 2014 epidemic of Ebola hemorrhagic fever in West Africa was the largest Ebola outbreak on record. The virus killed more than 11,300 people before it was declared over in 2016.

The World Health Organization declared a public health emergency of international concern over Zika virus predicting 3 to 4 million would be infected within a year as it was “spreading explosively” throughout the Americas. Zika is the first mosquito-borne disease to cause a birth defect. The devastating birth defect is microcephaly. The virus is also associated with miscarriage, stillbirth and other neurological deficits. While not deadly in the way other epidemics are, there is a big impact on future generations when fewer children are born because parents are afraid of the virus.


6 Cholera - 1832 - 1848

First showing up in Europe and in North America around 1831, Cholera is thought to have come from India. The disease, which causes violent cramps, vomiting and diarrhea usually causes death through dehydration so severe that the blood thickens and the skin turns blue. Cholera victims can die within a matter of hours, though these days the CDC considers it treatable with re-hydration. However, during the 1800s, it claimed the lives of many thousands of people.


Black Death comes to America

What was called the Black Death in medieval times was then raging across Asia. Millions had died, and U.S. public health officials had long feared that it could make its way across the Pacific to West Coast ports. The highly infectious disease, typically carried by rodents, was usually fatal.

But then, two days after Gin’s body was found, the Crónica de San Francisco published a front-page story with the headline, “Plague Fake is Part of a Plot to Plunder.” Local businessmen feared that news of a plague outbreak would ravage the economy, and they hotly disputed the claim by the city’s Board of Health. Under their pressure, the city lifted the quarantine the next day. The newspaper celebrated the decision, complaining that it had caused “vast injury to business.”

Another local publication, the Boletín, at the same time insisted that plague was, in any case, less dangerous than “measles, mumps, or any of the common ills we know of.” The newspaper added with alarm that news of the plague was diverting both tourists and cargo from the bustling port.

On March 11, a federal official named Joseph Kinyoun confirmed that Gin had died of plague. Kinyoun led the port’s Marine Health Service, the federal office responsible for dealing with disease threats that could enter through the nation’s ports. A respected physician, he had helped found the U.S. Hygienic Laboratory that led to the National Institutes of Health.

More deaths from plague followed. In May, Kinyoun warned the surgeon general that the outbreak was turning into an epidemic. “I have to request the matter be brought to the attention of the President,” the surgeon general wrote to his superior, the Secretary of the Treasury, on May 21. He asked that the president approve “such regulations as may be necessary to prevent the spread of this disease.” (This is how some cities "flattened the curve" when the flu pandemic hit 18 years later.)

President William McKinley agreed to the request that day. But the federal government was reluctant to take dramatic steps that might anger California’s Republican governor, Henry Gage, and the state’s powerful business community. Its actions were limited to re-imposing the quarantine on Chinatown while using armed patrols to halt movement of all Chinese into and out of the city.

San Francisco’s supervisors continued to insist that there was no epidemic, only a few isolated cases that had been contained. And the Chinese community fought back against what its leaders saw as blatant discrimination. A court ordered the quarantine lifted on June 15, siding with a Chinese business association that claimed it was based on race rather than science. The judge also ruled that there was insufficient evidence to prove the plague’s existence. Even the Pacific Medical Journal denied there was an epidemic, claiming that the plague tests were faulty.

The stakes were high: Other nations were considering halting trade with California, and tourism was slumping. Newspapers like the Crónica continued to insist that claims of plague were part of a secret effort to undermine the city’s economy.

Kinyoun quickly became the prime target of the naysayers, despite his sterling credentials. He had studied with plague experts in Europe—including one of the two men who discovered the bacillus that caused the disease—and had been put in his position specifically to safeguard California from the expected arrival of plague. When he refused to accept bribes to falsify his data, he was mercilessly attacked in print as corrupt and incompetent, and even suspected of planting the bacillus on Gin’s corpse.

Kinyoun continued to report to the surgeon general on the epidemic. In October, he noted three more individuals with plague. “All cases terminated fatally,” he wrote. “The area of infection is gradually growing wider.”

The following January, Governor Gage publicly castigated “the plague fakers” and accused Kinyoun by name of giving a “post-mortem inoculation” using “imported plague bacilli.” Such a crime, he added, was a felony with a punishment of life imprisonment. Kinyoun was later briefly arrested by state officials.


20 of History’s Most Devastating Plagues and Epidemics

The January 12, 1890, edition of the satirical magazine Le Grelot, depicting an influenza sufferer followed a parade of hysterical hangers-on. By Pépin E. Guillaumin (c. 1889. Wikimedia Commons.

3. Originating in the Russian city of Saint Petersburg, the flu pandemic of 1889-1890 rapidly spread throughout the globe to kill more than a million people within two months

Sometimes referred to as &ldquoRussian flu&rdquo or &ldquoAsiatic flu&rdquo, although not to be confused with the Russian flu strain known as H1N1, the pandemic of 1889-1990 was a worldwide outbreak of influenza. Assisted by the advancement of modern transport infrastructure, with the largest nineteen nations of Europe possessing a collective two hundred thousand kilometers of railway by the late-19th century, influenza, for the first time, was provided the opportunity to become truly global in scope. First recorded in Saint Petersburg in December 1889, within four months the virus had spread throughout the Northern Hemisphere.

Demonstrating the rapidity of its spread, the peak of the pandemic in the United States was the second week of January 1890. Taking just five weeks to reach peak mortality, more than one million people worldwide were killed by the outbreak. Originally thought to have been a strain of the H2N2 influenza virus, known as Asian flu and mutated from birds, modern medical analysis has cast doubt on this claim. Instead, it is widely suggested today that the pandemic was a result of the broader H3N8 strain, more commonly found in ducks, dogs, and horses.


Future Epidemics

The next global epidemic is the fear of many public health professionals. Given the ease of mobility and absolute globalization of today, a rapidly spreading disease that could wipe out the population is easy to imagine. The likelihood that this epidemic would come from animals is very high. New infectious pathogens are being discovered every day. Large farms pose the greatest danger because of the constant contact between animals and people the potential of cross-contagion is increased. It is important that governments and public health officials maintain a strong, vigilant network to prevent widespread diseases in the future.


Ver el vídeo: What if America Was Never Colonized?